Categoría: Informes , 05 Agosto, 2020

¿Qué esperan para la próxima temporada el Ministerio, la Cámara y los operadores privados?

¿Qué esperan para la próxima temporada el Ministerio, la Cámara y los operadores privados?

El sector turístico se encuentra con moderado optimismo luego de que las vacaciones de julio hayan convocado una “concurrencia interesante” de uruguayos recorriendo su país. ¿Qué esperar para los próximos meses y qué oportunidades se abren? Casas en el Este,el portal de alquileres temporales de InfoCasas, charló con Remo Monzeglio, viceministro de Turismo y con Juan Martínez Escrich, presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, quienes vertieron sus opiniones sobre las expectativas de un sector al que le aguarda una temporada particular.


Una encuesta realizada a fines de julio por Casas en el Este a propietarios de casas de alquiler temporal arrojó que el 81% de los encuestados tiene pensado alquilar su propiedad para la próxima temporada y, dentro de ellos, el 41% ya comenzó a recibir consultas de posibles inquilinos. 

A la vez, el 89% de ellos planea incorporar medidas sanitarias dentro de los que se encuentra la provisión de alcohol en gel, barbijos, alfombra sanitaria, servicio de limpieza y soluciones desinfectantes, entre otros.  En cuanto a las expectativas, el 38% opina que la concurrencia de turistas será igual al del año pasado, el 47% que será menor y el 15% que será mayor al del año pasado. 


A apenas unos días de finalizadas en Uruguay las primeras vacaciones luego de la pandemia por Covid, operadores turísticos comienzan a sacar cuentas. Lo cierto es que no había una expectativa clara de cómo respondería el mercado interno en estas vacaciones, pero la concurrencia turística fue “muy buena”, según valoró el Subsecretario del Ministerio de Turismo (Mintur), Remo Monzeglio, a Casas en el Este. 

Incluso hubo establecimientos turísticos que se encontraron con un 75% de su ocupación colmada en una época donde hace dos meses “parecía una locura” que las termas abrieran sus puertas. “Acabamos de terminar dos semanas de vacaciones donde familias enteras con hijos pudieron salir a disfrutar de estancias turísticas”, afirmó Monzeglio.

La expectativa para la próxima temporada es de un “moderado optimismo”, mencionó, y no descartó la posibilidad de recibir turistas extranjeros desde puntos seguros a los cuales se les realice un hisopado previo con una demora de cuatro horas en el resultado.“Estamos pensando en recibir un turismo calificado y podríamos tener sorpresas enormes”, comentó.


Continuar con responsabilidad
Uruguay es el único país de Latinoamérica que es recibido por 15 países de la Unión Europea, todos ellos con códigos estrictos en cuanto a la prevención del contagio por Covid-19. “No es fácil llegar al estatus que tenemos, por lo tanto debemos continuar cuidándonos”, agregó el subjefe de cartera.

Para ello, la responsabilidad y utilización de la lógica es fundamental, señaló, y llamó a respetar el distanciamiento social de dos metros, la utilización de alcohol en gel y las alfombras sanitarias. “Mi mensaje es que salgan con tranquilidad pero cuidándose a ellos y a las demás personas”, dijo el viceministro en referencia a los turistas internos uruguayos. 


Los ánimos comenzaron a cambiar
Por otro lado, el presidente de la Cámara Uruguaya de Turismo, Juan Martínez Escrich, se refirió a la próxima temporada con dos palabras: incertidumbre y confianza. “Estamos haciendo todo lo posible para reestablecer la confianza de la gente para que pueda movilizarse de manera segura”, indicó. Consultado sobre el movimiento de las vacaciones julianas, mencionó que la reactivación turística fue “satisfactoria e interesante” y que ya comenzó a cambiar el ánimo del sector. “Nos obliga a seguir trabajando más duro”, concluyó.

Para la apertura de los establecimientos el Mintur trabajó en conjunto con Presidencia y la Cámara Uruguaya de Turismo (Camtur) en la elaboración de protocolos sanitarios dirigidos especialmente a los operadores turísticos los cuales incluyen, además, una acción de contralor. “Queremos que la gente se pueda mover tranquilamente sin que esto implique una expansión del virus”, dijo. 

De todas formas, mencionó que las líneas aéreas prometieron retomar su movimiento en septiembre lo que derivará en una pequeña reactivación y que en caso de que se llegara al verano con las fronteras abiertas en su totalidad en conjunto con controles sanitarios inmediatos la temporada será “muy buena”, sobre todo por la situación en la que se encuentra Argentina y Brasil. 

Es que la presencia de turistas extranjeros para el sector es clave. Si bien el año pasado, el turismo interno movió U$S 800 millones de dólares y se espera que una parte de los U$S 1000 millones que los uruguayos dejaron en el extranjero la última temporada se recupere, aún así no se aguarda que equipare a los U$S 2.000 que llegan al país desde el exterior por concepto de turismo. 

De todas formas, el sector está tratando de reconquistar a los uruguayos para que realicen turismo en Uruguay bajo el leimotiv de “Reencontrate con tu país”. En ello, las opciones relacionadas al turismo natural y los espacios abiertos son las que se paran como las más seguras. 

 “Queremos invitar a la gente a que recorra lugares de su propio país, porque tal vez conozca el mundo pero no lo que hay a 200 kilómetros suyos. Buscamos motivarlos a visitar y con ello se logra no solo que se vayan divisas sino también generación de empleo uruguayo, y eso es fundamental para empezar a reactivarnos”, admitió. 


¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?