Categoría: Tips , 19 Julio, 2017

Pasos para evitar una estafa informática

Pasos para evitar una estafa informática

Los avances tecnológicos, de la mano de Internet, buscan simplificar y facilitar al usuario todo tipo de tareas. Hoy por ejemplo podemos vivir la “magia” de alquilar o comprar una casa desde nuestro celular, algo que hace 10 años era impensable. 


Lo cierto es que también esas ventajas son utilizadas por personas malintencionadas que se aprovechan para cometer delitos como las estafas informáticas, y el mercado inmobiliario no está por fuera de este peligro. Es por eso que hoy compartimos una serie de consejos para ayudarte a detectar estas maniobras, tips para no caer en trampas y disfrutar como te merecés de las posibilidades que están a tu alcance.



Existen distintos tipos de delitos informáticos, sin embargo es posible simplificar características que se repiten sin importar la forma que tome la estafa:

Ocho claves para reconocer una estafa informática


Los siguientes puntos suelen aparecer en intercambios vía email, o también por Whatsapp, cuando ya está avanzada una transacción o interacción que hasta el momento parecía confiable:

1) Reclamo de datos personales: El estafador te pide datos claves como excusa para realizar transferencias de dinero o envíos lo antes posible: documento personal, número de cuenta y número de tarjeta de crédito.

2) Falsas credenciales para brindar credibilidad: Quien te contacta envía links a web falsas o documentación que parece real y fiable pero claramente no lo es.

3) Casi siempre el estafador afirma estar lejos: O en otro país o en un lugar remoto. Además de hacerse pasar por alguien que no es. Es fácil de detectar: las comunicaciones casi siempre vienen de remitentes desconocidos o dudosos.

4) Tarde o temprano llega el pedido de dinero de manera injustificada: Impuestos, gastos de envío, tasas… cualquier excusa sirve para pedir plata al destinatario, supuestamente para destrabar una transferencia de dinero o el envío de algún paquete que nunca llegará. 

5) Método del pescador: Como el pescador que coloca la carnada para que los peces piquen el anzuelo, el estafador busca atrapar tu atención con algo tentador, como el  envío de un monto de dinero importante a cambio de un bien o servicio, por el que está dispuesto a pagar el precio que sea. Claro que este pago nunca se concreta y el que termina enviando dinero es el destinatario. La entrega de un premio es también una de las carnadas que aún se usan aunque es cada vez la menos creíble.

6) Repentino cambio en las reglas de juego: El dinero que el estafador iba a mandar por una vía lo enviará finalmente por otra; el interlocutor comienza a escribirnos mails desde otra dirección de correo… Este tipo de modificaciones no son para nada frecuentes en una interacción convencional. Suelen presentarse en los casos de estafa una vez avanzado el intercambio de mensajes, y el delincuente lo hace con el objetivo de alargar la conversación y tener más tiempo para convencer a su víctima o para conseguir más dinero.

7) Una vez, varias veces: Luego que el estafador consigue el dinero que reclama, desaparece. Otras, el delincuente reinventa nuevos reclamos para conseguir más envíos hasta exprimir todo lo posible a la víctima.

8) La clave del teléfono fijo: Es de sospechar si ante el pedido de un número de línea nos dan largas excusas o eluden el tema. El estafador nunca brinda un teléfono fijo donde poder contactarlo.
 


Siete casos más frecuentes de estafa informática


Para atrapar interesados que luego se convertirán en víctimas, los delincuentes informáticos usas distintos ganchos y llamados de atención. Los más recurrentes en las estafas son los siguientes:

1) Extranjeros adinerados que buscan casa para alquilar: Usualmente se hacen pasar por personas que dicen estar en Asia o África. Envían copias de todo tipo de documentación para generar credibilidad, como pasaportes y documentos varios, todo falso. La constante es que manifiestan su interés en alquilar una casa o apartamento y están dispuestos a hacerlo pagando el monto que sea. En un punto de la comunicación reclaman dinero para pagar impuestos o timbres y poder girar así el dinero para el contrato del alquiler, algo que nunca termina sucediendo. 


2) Casas tentadoras o productos con muy bajos precios: En esta modalidad los estafadores publican avisos de llamativas ofertas por lo baratas que son, en sitios gratuitos o de bajo costo, donde no aplican demasiado control sobre los anunciantes. Si caes en la trampa, para asegurarte la posibilidad de alquilar la casa o comprar ese producto tan barato te van a pedir que gires un porcentaje del costo total al dueño. Finalmente el producto nunca llega; la casa no existe, o no era de ese anunciante.

3) El familiar necesitado: Este se encuentra entre los casos más denunciados, y consiste en recibir “noticias” que hablan de un amigo o familiar que viajó al exterior y fue víctima de un robo donde perdió la billetera y los documentos. Te piden que gires dinero para pagar una multa mientras está retenido en Aduana, o para abonar el pasaje, o cualquier otra excusa de carácter vital.

Luego comunican que nuestro amigo o familiar en apuros no puede retirar el dinero que enviamos porque no tiene documentos. Por eso, debe ser enviado a nombre de alguien que supuestamente lo está ayudando... También se usa este tipo de estafa con familiares que viven en el exterior. Es un delito muy peligroso porque implica que además de obtener dinero, se quedan con datos importantes de la persona que luego utilizan para usurpar su identidad y mandar nuevos mails, para nuevas estafas, con su nombre y datos personales.




4) La estafa laboral: Se presenta repentinamente un trabajo muy prometedor pero… la condición es que hay que invertir una pequeña suma para activar el mecanismo que nos permitirá crecer en el mercado laboral. Una variante de esta modalidad es ofrecer un negocio muy fructífero en el que podemos invertir, o un préstamo que requiere un pequeño anticipo de pago.


5) La trampa del premio o la herencia: “¡Reclamá lo que es tuyo!”, informándote que basta con girar determinado monto de dinero para gastos de envío o para trámites específicos y recibirás lo prometido. Incluye un teléfono falso que en caso de llamar, es atendido por alguien que por supuesto va a confirmar los datos brindados en el mail, haciéndose pasar por un abogado, escribano o miembro de alguna empresa o entidad.

6) Phishing: Así se conoce la estafa en la que el delincuente se hace pasar por una persona de confianza o una empresa (casi siempre bancaria) para obtener datos sospechosamente relevantes, como tu contraseña de correo electrónico, información sobre tarjetas de crédito o tus cuentas de banco. Te envían un formulario, usando descaradamente la imagen institucional y logos de un banco real, y te piden completes la información que falta. Pueden incluir en su discurso que los datos pedidos servirán para protegerte de los estafadores, cuando más bien todo lo contrario.

Cómo prevenir estafas informáticas

La empresa informática Panda elaboró este artículo con más detalles sobre esta modalidad de delito informático.

7) Ukash: Otra modalidad muy engañosa, en la cual te llega un mail que supuestamente envía la Policía, donde se te pide que gires dinero para pagar una multa por mirar sitios web con contenido para adultos.  El Ministerio del Interior advierte sobre este tipo de delito y explica cómo evitar caer en la trampa en este artículo.

Señales de alerta


  • Transferencias de dinero para desconocidos: Cuidado ya que los estafadores usan empresas confiables como, por ejemplo, Money Gram o Western Union. Esta última en su sitio web dice que este tipo de transferencias son eficaces entre personas de confianza, y recomienda no hacerlas entre desconocidos o personas de fiabilidad incomprobable. Otro consejo que brindan es nunca enviar dinero para pagar impuestos, tarifas o tasas por supuestos premios ganados en otro país.

  • Mail sospechoso: Las características de un mail sospechoso implican asuntos extraños, destinatarios desconocidos o que manejen nuestro idioma de forma poco clara. Si tenés dudas, no los abras nunca ni descargues ningún archivo de un mail que no estés 100% seguro de la procedencia y el motivo. Siempre desconfía de correos electrónicos dudosos aún si vienen de tus contactos, los estafadores pueden obtener el nombre de ellos y utilizarlos para que caigas en la trampa.

  • Acceso a nuestra privacidad: Nunca hay que brindar datos personales ni contraseñas, ya sea directa o indirectamente. Importante: ningún banco te va a pedir corroborar los datos de tu tarjeta de crédito que ellos mismos dieron, ni por mail, ni por Whatsapp ni por mensaje de texto. Las empresas tampoco solicitan este tipo de información personal vía mail, incluyendo identificación y contraseña. Aún así hay estafadores muy intrépidos que usan logos de empresas reales para pedir datos personales, por eso hay que estar atentos a la metodología más que a los nombres y los logos.

Un último consejo: Para compras por internet las precauciones a tener en cuenta son comprar solo en sitios confiables y conocidos, siempre escribiendo directamente la dirección del sitio en el navegador.



¿Y si los estafadores ya cuentan con mis datos personales? ¿Qué hago?


Si tenés sospechas, los pasos a seguir son estos:

1) Detené la comunicación de inmediato.

2) Si hay una empresa real involucrada como un banco o empresa de giros, notificales de la irregularidad.

3) Hacé la denuncia en la unidad policial más cercana. Ahí mismo te indican los pasos a seguir. No es necesario que se haya consumado la estafa; se puede denunciar en caso de sospecha.

4) Todos los datos que hayas enviado y que puedas cambiar, modificalos cuanto antes: nueva contraseña en tu correo, cancelá la cuenta en el banco y abrí otra. Lo que sea necesario para sentirte seguro otra vez.

¿Cómo actúa InfoCasas ante un posible caso de estafa?


En InfoCasas contamos con tecnología de avanzada para prevenir posibles fraudes. Nuestro software detecta contactos fraudulentos y los bloquea para garantizar a nuestros clientes que solo lleguen consultas legítimas. Sin embargo, es importante siempre estar atentos a nuevas modalidades. Ante cualquier consulta sospechosa, ponganse en contacto con nosotros. Nos pueden escribir a info@infocasas.com.uy o llamarnos al 2615 0040. 



Si desde InfoCasas detectamos un intento de delito, nos ponemos en contacto directo con cada uno de los afectados para asesorarlos en los pasos a seguir y evitar que se concrete el fraude; además de seguir trabajando para perfeccionar los sistemas de detección y prevención.

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?