Categoría: Guía de la Ciudad , 01 Febrero, 2018

¿De dónde viene la tradición de Iemanjá en Uruguay?

¿De dónde viene la tradición de Iemanjá en Uruguay?

Imagen de portada: Martin Barretto

Cada 2 de Febrero, las playas de Montevideo se llenan con cientos de miles de personas, que se acercan al mar para celebrar Iemanjá, el orixá más popular en nuestro país. La playa Ramírez se convierte en el escenario principal de esta festividad, entre otras playas de la capital y del interior que van cobrando fuerza cada Febrero. ¿Cuál fue el camino que siguió Iemanjá para llegar a este nivel de popularidad? Te contamos esto y mucho más en esta nota.

De evento religioso a atractivo turístico


Tanto devotos como simples curiosos se reúnen en esta fecha clave del calendario umbandista. Nuestras costas se pintan de blanco y celeste, se acercan a la playa miles de almas para dejar sus ofrendas generalmente cuando cae el sol, lo que pinta al acontecimiento aún más de misticismo y misterio. 

  • ¿Cómo cruzó fronteras un culto que se origina en Nigeria?: El culto a Iemanjá nace en el río Kutá, de Nigeria. Con la diáspora esclavista,  llegaron a nuestro continente las personas capturadas, y con ellas sus creencias. Al cruzar el océano, Iemanjá adoptó el reinado de las aguas oceánicas, de las aguas grandes, y dejó a Oxum (su hermana menor o hija, según la leyenda), el reinado de las aguas dulces. El culto sobrevivió en varios países de Latinoamérica a pesar de las prohibiciones y castigos severos a los que se sometía a los devotos si eran descubiertos.



  • ¿Y en Uruguay?: También hubo esclavitud en nuestro país, y con ella llegó el culto africano. Recordamos, como ejemplo, que en 1787 el Cabildo de Montevideo ordenó la construcción de un lugar de cuarentena para los esclavos que llegaban de África, conocido como Caserío de Filipinas, que funcionó como lugar de depósito, marcaje, engorde, venta y cementerio de unas 70.000 víctimas del comercio esclavista hasta 1811 (una época en la que Montevideo era el principal puerto de entrada de esclavos al Cono Sur). 


  • De las sombras a la luz: Primero Iemanjá fue sincretizada con la Virgen de la Candelaria, la Virgen de los Navegantes. Con la libertad y la tolerancia empezó a afianzarse la manifestación de Iemanjá, sin tener que esconderse para ello en el culto católico. Hoy la convocatoria, entre devotos, curiosos, estudiosos y periodistas, puede llegar a las 500.000 personas ese día. Casi un 3 % de la población uruguaya practica la religión umbanda.


Caserío de Filipinas, donde hoy funciona la escuela nº 47

Playas que congregan


La playa Ramírez es tradicionalmente la que recibe más gente cuando el 2 de Febrero se rinde culto a Iemanjá. Sin embargo en Montevideo hay otras playas como la del Buceo, o el Cerro que también tienen convocatoria aunque menos multitudinaria. En el interior, lugares como Atlántida y Playa Los Botes en La Paloma, también reciben ofrendas, así como en Balneario Puimayen (muy cerca de la frontera con Brasil) había una estatua de Iemanjá sobre la playa que hoy no se encuentra debido a los efectos de un temporal.


Iemanjá en Rocha, Balneario Puimayen

Curiosidades


  • Iemanjá es venerada en varios países, pero no en todos es el 2 de Febrero: Los esclavos no podían hacer otra cosa que trabajar y con suerte comer y dormir, solo tenían permiso de festejar cuando los amos lo hacían. En esas duras épocas, casi las únicas festividades posibles eran las del culto católico. Allí nace el sincretismo de Iemanjá en el día de la celebración de la Virgen de la Candelaria. Mientras que en Brasil por ejemplo, en Río de Janeiro se celebra el 31 de Diciembre, en Bahía también 2 de Febrero, y en Cuba en Setiembre (la Virgen de Regla). 


  • Higiene: Desde el 2011, integrantes de Religiones Umbanda y de Matriz Afro del Uruguay colaboran con la Intendencia de Montevideo en la limpieza de playas tras la celebración de la fiesta de Iemanjá. Desde las 7:00 a.m. del 3 de Febrero se realiza en forma manual y con máquinas. También se refuerza el barrido de veredas sobre la rambla.



  • Iemanjá no es una diosa: Los practicantes de Umbanda son monoteístas y creen en un ser supremo (Zambi), creador de todo, irrepresentable, omnipotente y adorado con varios nombres. Luego existen los orixás que son entidades intermedias entre los seres humanos y la divinidad, vinculadas a las fuerzas naturales. Iemanjá es una de ellas, madre de todas las demás, junto con Oxalá.
  • El 2 de febrero es más conocido como día de Iemanjá que la fiesta cristiana original.

Creyente o no, con la fuerza de la tradición, el 2 de Febrero Iemanjá se ha convertido en uno de los eventos más importantes del verano en la cultura uruguaya.

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?