Categoría: Mercado Inmobiliario , 21 Setiembre, 2017

Cómo funciona Campiglia Pilay: las ventajas de ahorrar en ladrillos

Cómo funciona Campiglia Pilay: las ventajas de ahorrar en ladrillos

Campiglia Pilay surge de la alianza estratégica entre los accionistas de Pilay S.A., una sólida empresa argentina que lidera la administración de fondos de inversión con destino inmobiliario desde 1985, y Campiglia Construcciones, una de las principales empresas constructoras de Uruguay. En una unión sin precedentes en nuestro país, ambas empresas proponen una alternativa de inversión rentable en el bien más seguro del mercado por medio de una propuesta innovadora y única que permite capitalizarse en metros cuadrados con aportes desde 
$9.980.  

¿Qué significa exactamente el ahorro en ladrillos? ¿Cuál es la rentabilidad de este sistema? ¿Qué ventajas ofrece frente a otros sistemas de ahorro? Respondemos todas estas preguntas a continuación.

Capital hoy; capital mañana

 


Cuando contamos con un dinero mensual que no utilizamos (el ahorro), podemos hacer dos cosas: guardarlo, o invertirlo para generar ganancias. Campiglia Pilay ofrece una solución para quienes desean invertir y hacer crecer su capital de una forma segura y confiable (“Capital hoy; capital mañana”).


¿Qué hace Campiglia Pilay con tu ahorro? 

Tu aporte mensual y el de los demás clientes es administrado desde el momento de tu adhesión a un Fideicomiso Financiero. No hay que asustarse con las palabras: este concepto viene de la época de los romanos y el objetivo es que nuestros ahorros se encuentren en un patrimonio independiente del administrador generándonos un plus de seguridad. Ante una dificultad del administrador o de la constructora los acreedores de dichas empresas no pueden tocar nuestro dinero ya que es inembargable.

¿Quién controla a Campiglia Pilay?

Al ser un Fideicomiso Financiero cuenta con auditorías trimestrales que controlan el destino de nuestros fondos, la administración eficiente y que se cumpla con lo establecido en el contrato. También existen dos calificadoras de riesgo, Care y Evaluadora Latinoamericana, que todos los años evalúan la posibilidad de cumplimiento a cada uno de los inversores. 

La joya de la corona en los controles que tiene este Fideicomiso, es la simulación semestral donde debe dejar de vender y demostrar que el sistema puede cumplir con sus obligaciones futuras en los próximos años el cual demuestra la solidez del mismo.
Toda esta información es enviada al Banco Central del Uruguay para su supervisión y control.


¿Qué significa que se “invierte en ladrillos”?

Significa que tus aportes se destinan a la construcción de edificios y que lo que se invierte mensualmente está respaldado por todas las construcciones que se van realizando.

Cuando ingresás a Campiglia Pilay se debe elegir ahorrar sobre 55 metros cuadrados o 75 metros cuadrados. Esta elección tiene la meta de determinar qué tipo de unidad que recibirás en el momento que ganes una adjudicación que puede ser en la cuota 1 o la 240 dependiendo del interés de cada uno. Los motivos que pueden existir para recibirlo antes son, principalmente, la independencia de tus hijos o ser un inversor que le gusta la tangibilidad.


¿Cuál es la rentabilidad?


Existen dos tipos de rentabilidades en este producto. La primera la reciben todos los inversores y la segunda es un plus adicional sobre la primera, que la obtienen quienes completan el plazo contractual. 

La cantidad de aportes son 240, los cuales se ajustan en base al ICC (Índice de Costo de la Construcción). Eso permite que desde el primer momento el inversor obtenga una rentabilidad. Desde setiembre del 2009, quienes invirtieron en Campiglia Pilay vieron como ese primer aporte se ajustó un 145% contra una inflación que no superó el 75%, obteniendo un incremento real de su poder de compra. 

Uno de los atributos de este producto es la libertad, permitiendo que los inversores puedan renunciar a su contrato en cualquier momento y recuperar su capital con la venta del mismo a valor de mercado.

 Quienes decidan recibir el inmueble al final del plazo obtienen la frutilla del postre, ya que estarían pagando USD 79.713 (haciendo un cálculo lineal) por un inmueble que tiene un valor de mercado de USD 140.000.

 Es importante comprender que uno decide cuándo recibir el inmueble, ya que para obtenerlo debe presentarse a una licitación por dinero o por puntaje, donde premian los momentos felices de la vida como son el nacimiento de los hijos o avance en los estudios.






¿Existen dos valores de cuota?


En teoría, sí. Hay dos cuotas de espera que se abonan hasta el momento que se recibe la propiedad, que son $9.980 sobre el ahorro de 55 metros y $13.375 sobre el ahorro de 75 metros en el caso de recibir el bien al final. Desde el momento que recibe el bien y solamente por las cuotas faltantes de pagar, debe abonar las denominadas cuotas tenencia que son de $28.616 sobre 55 metros y de $38.491 sobre 75 metros, aunque a dichas cuotas deberíamos descontar el ingreso extra que obtenemos por el alquiler del bien que recibimos. 

Una vez que descontemos a la cuota tenencia el valor del alquiler, nos encontraremos con la sorpresa que uno nunca deja de pagar el valor de la cuota de espera.

Es importante comprender que la cantidad de cuotas a pagar en la modalidad espera o tenencia la decide cada inversor. Esto quiere decir que hay algunos inversores que nunca pagan cuota tenencia ya que reciben el inmueble recién al final del plazo contractual. 

¿Puedo invertir pesos y recibir pesos?

Sí. Tus aportes mensuales se respaldan en metros cuadrados aunque en cualquier momento podés vender tu contrato a valor de mercado. Existen inversores que hicieron un gran negocio sin haber recibido nunca el inmueble. 


¿Dónde se construye?


Es importante comprender que usted no compra un departamento determinado en el pozo. Usted lo que recibe en el caso que quiera quedarse con un inmueble  es un commodity. Por ese motivo, el barrio es irrelevante porque lo que realmente importa es que el valor de mercado de todos los inmuebles construidos sea similar, al igual que el alquiler que se obtiene. Los dos proyectos que se llevan construidos son en los barrios Tres Cruces y Malvín. Aunque a priori parecen diferentes, si lo analizamos detenidamente encontraremos que los valores de alquiler son similares al igual que el valor de plaza de lo construido.

E-tower Campiglia Pilay II, en Av Italia 4760, Malvín


¿Quiénes compran este producto?


Los motivos de compra son en un 45% por inversión, un 23% busca formar un capital para los hijos, 16% lo hace como complemento jubilatorio y una minoría invierte como solución de vivienda a mediano plazo.

Las ventajas de ahorrar en ladrillos:


1. Libertad
2. Accesibilidad
3. Ganarle a la inflación: Actualización de aportes por el ICC
4. Seguridad
5. Alta rentabilidad a largo plazo.
6. 0% de interés
7. 30 años administrando este producto en la región, superando diferentes crisis
8. Aporte en pesos, sin riesgo de devaluaciones








Hacer una buena inversión no requiere ser un gran empresario. Solo hay que tener la visión de colocar nuestros ahorros donde puedan hacerlos crecer y que tengan un mecanismo de fácil control para contar con la tranquilidad de que están seguros.

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?