Categoría: Mercado Inmobiliario , 15 Mayo, 2018

¿Qué gastos extras se pagan al comprar tu nuevo hogar?

¿Qué gastos extras se pagan al comprar tu nuevo hogar?

Hay una parte del ser humano que es muy delicada por momentos, y puede sufrir fracturas ante el más mínimo movimiento inesperado: el bolsillo. Comprar una casa o apartamento es uno de esos movimientos que implican dinero extra: esta nota cuidará la salud de tu bolsillo, billetera, chequera, cartera, cuenta corriente y/o caja de ahorro en pesos/dólares, todas esas partes del ser humano sumamente sensibles a cambios inesperados.

Escribano


Para evitar gripes y resfríos en tu cuenta bancaria cuando compras una propiedad, la vacuna más efectiva es tener en cuenta con antelación que deberás contratar los servicios de un escribano, que además, según nos informaron fuentes confiables, no trabajan gratis.

¿Qué hace el escribano en este proceso?

Revisará que toda la documentación esté en orden:

  • Chequea el estado de las escrituras.
  • Verifica los títulos y los procesos de compra de la propiedad en los últimos 30 años.
  • Analiza el historial para saber si la propiedad tiene deudas o hipotecas.
  • Redacta el documento de compra y las estructuras del proceso.
  • Actúa como agente de depósito de garantía para el pago inicial de la entrega o seña.

Costo: Depende de cada profesional, pero siempre se calcula un valor aproximado del 3% del total del costo de la casa o departamento que estás comprando.



Timbres, tasas e impuestos


Las principales causas de esguinces, fisuras y torceduras de tus finanzas las causan impuestos inesperados, trámites con los que no contabas y tasas que parecen salir de abajo de la tierra. El medicamento más efectivo es el conocimiento de aquello con lo que te vas a encontrar, te lo tragas de una vez con un vaso de agua fresca y listo.

  • Timbres e impuestos de registro: 0,5% del costo total del inmueble.
  • Tasas y certificados de registro: desde 300 a 800 dólares aproximadamente, dependiendo de la cantidad de padrones.
  • Impuesto a la transferencia de propiedades (ITP): 2% del valor fiscal de la propiedad (generalmente bastante más bajo que el valor de mercado).

Inmobiliaria


El trabajo que realiza una inmobiliaria asesorándote te ahorra mucho tiempo y dinero. La intermediación de un profesional aporta eficacia a todo el proceso, empezando por facilitar  la búsqueda, ya que dispone de una cartera de clientes para ofrecerte opciones que se ajusten a lo que estés buscando. Además, la inmobiliaria optimiza el proceso de marketing de un inmueble, lo que genera beneficios tanto al propietario como al comprador. 

Una inmobiliaria funciona como una garantía más de que la casa o departamento tenga todo en regla y sea la mejor opción para quien busque mudarse, ya que también te mantienen al tanto de cualquier novedad sobre el inmueble para que no te encuentres con sorpresas. Al mismo tiempo se asegura de que quien busca comprar cumpla con todos los requisitos que pide el propietario.

Entre los servicios que brinda en tu búsqueda del inmueble, se encuentran:

  • Informarte sobre los diferentes planes de financiación que hay en el mercado.
  • Intermediar entre vos y el propietario, ya que no siempre tenés el tiempo disponible para hacerlo en persona, y a veces las distancias son un impedimento que una inmobiliaria puede solucionar.
  • La inmobiliaria facilita el trámite de la tasación e inventario de la propiedad que te interesa.
  • Ante cualquier inconveniente, funciona como inmejorable mediador entre las partes.

Costo: 3% más IVA del valor total de tu futura casa.



Gastos de ocupación


La salud de tu presupuesto estará a salvo si tenés en cuenta los gastos de ocupación que se estiman para un proyecto, algo que por lo general se cobra por separado del precio de lista. Como mencionamos en nuestra nota “Todo lo que debés saber sobre gastos de ocupación y conexión”, dependen de cada desarrollador, abarcan los gastos en alhajamiento, reglamento de copropiedad, mensura definitiva y conexiones a los servicios públicos

Costo: Varía entre 3 y 5 % del valor total del inmueble.

Préstamo


Si no tienes ahorrado todo el dinero que cuesta la propiedad, probablemente hagas un préstamo  hipotecario. Lo que debes tener en cuenta en este caso, es que entre los requisitos se pide un seguro de vida y en ocasiones un seguro de incendios para la casa o apartamento, al igual que una tasación.

El costo de ambos varía según el monto del préstamo, la financiación de pago y el inmueble que vayas a comprar. Lo bueno es que puedes pagarlo por separado o sumar el costo a las cuotas del préstamo para que no tengas que preocuparte por ese tema hasta finalizar la deuda.

Muebles


El último gasto que harás al comprarte una casa, es la mudanza. Así que no te olvides de contar en tu presupuesto con un monto destinado al flete, o a comprar muebles nuevos cuando la propiedad no incluye el equipamiento.



Calculadora en mano


El total de todos tus gastos extras además de la compra de tu propiedad, será alrededor de un 12% extra del total. A eso se debe sumar la cuota del préstamo hipotecario y la mudanza, los datos menos estables para calcular ya que dependen del inmueble entre otros factores.

Es importante que, a la hora de buscar casas para comprar, siempre sumes ese porcentaje para saber con cuánto dinero en total deberías contar para acceder a ese inmueble. Ahora sí, ya tenés todos los elementos para comprar tu casa sin que la salud de tus finanzas se vea afectada de imprevisto.

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?