Categoría: Mercado Inmobiliario , 13 Noviembre, 2017

Mayid Sáder: “es mejor tener el 1% de 100 apartamentos, que el 100% de uno solo”

Mayid Sáder: “es mejor tener el 1% de 100 apartamentos, que el 100% de uno solo”

En una charla de gran contenido didáctico sobre distintos aspectos de la economía y el inversionismo, el asesor inmobiliario Mayid Sáder aportó sus recomendaciones a quienes piensan en invertir en inmuebles. Un análisis de los nuevos paradigmas de inversión y los retos a los que se enfrenta hoy el mercado. 


“Como economista que soy, hago supuestos. Y hoy parto del supuesto de que a ustedes les interesa saber dónde colocar sus pequeños, medianos o grandes ahorros”. Así comenzó Mayid Sáder ante un auditorio de más de 600 inversionistas durante el evento Uruguay Invierte organizado por InfoCasas. En el contexto actual donde el dinero líquido cada vez pierde más poder de compra, la inversión en inmuebles es una de las formas más seguras de ahorro, ya que son activos que siempre están aumentando su precio y no pueden multiplicarse arbitrariamente como la moneda. 

Según el estudio semestral realizado por Sáder, a la consulta “Si usted tuviese dinero, ¿en qué invertiría?”, entre el 50% y el 75% elige al sector inmobiliario. Sin embargo, en la inversión minorista (la que puede realizar una familia comprando un apartamento para la renta), “no todo es color de rosas”.



Algunos retos de la inversión inmobiliaria minorista 



Invertir en Real Estate “lleva un trabajo de la persona. Comprar inmueble no es solo comprar inmueble. Se compra el apartamento tal de la constructora tal; hay que ver si es en pozo o si está terminado, en qué barrio está, si tiene lavadero, si tiene parrillero”. Eso hace que, desde el punto de vista económico, sea muy difícil establecer bien qué parámetros son los que miden efectivamente el precio del inmueble.

Otro de los problemas de la inversión en inmuebles es que el asesoramiento inmobiliario es realizado por el propio vendedor. “El que produce algo obviamente va a querer vender su producto. Es importante la existencia de asesores desvinculados con la comercialización”, remarcó Sáder.

El tercer problema de la inversión minorista es que en general una familia no cuenta con la cantidad de capital suficiente para diversificar bien su portafolio. “Lo mejor sería tener un parque, viviendas de interés social, vivienda premium, vivienda de balneario, algún depósito. Ahí se estaría cubierto por varias demandas derivadas. El problema es que ese ticket de inversión te lleva varios millones de dólares. Entonces el universo de las familias que pueden acceder a eso se reduce”, analizó. Su consejo fue claro: es mejor tener el 1% de 100 apartamentos, que el 100% de uno solo. De esa forma, al tener un portafolio diversificado, el riesgo asociado es menor. 

En este sentido, una de las soluciones que se ven en los países más desarrollados es el crowdfunding inmobiliario, que surgió con mucha fuerza en Estados Unidos en 2012. “En criollo es la “vaquita” entre muchos para comprar algo; es una comunidad de inversores inmobiliarios, totalmente digital, que usa varias plataformas web como Housers o Realty Mogul”. ¿Cómo funciona? El portal ofrece un producto de inversión, por ejemplo un apartamento para reformar, y los usuarios van comprando una parte menor del inmueble (por ejemplo, un ticket de 5000 dólares) hasta llegar al 100% de la compra. 

En Argentina existen plataformas de Crowdfunding desde 2016. En Uruguay hay “un vacío jurídico que impide aplicar este sistema”, que según Sáder podría resolver el acceso a una inversión más diversificada para los ahorristas menores.



“En pozo” versus “terminado” y otros tips para inversores


Una de las disyuntivas a las que se afronta el inversor minoritario es si optar por una inversión en pozo, generalmente más económica; o por una unidad terminada, a precio de mercado. Como asesor, Sáder apunta ciertas advertencias para quienes eligen por comprar en pozo, ya que “se está asumiendo una cantidad de riesgos que no existen cuando la vivienda está terminada. Alguien puede pensar que hizo un buen negocio porque compró en pozo muy barato, y luego cuando lo va a alquilar la gente no se lo alquila porque no le entra el lavarropas ni la mesa de luz”. La buena ubicación y el diseño arquitectónico, además de la confianza en la empresa desarrolladora, son claves para mitigar el riesgo de la inversión en pozo. 

Como recomendaciones finales a los inversores minoristas, para Sáder uno de los secretos en Real Estate es “no necesitar el dinero con urgencia, ya que el capital no es líquido ni inmediato. Se debe tener paciencia para comprar en baja y alquilar o vender cuando suban los precios”. Y fundamental, a la hora de elegir, si están comprando su segunda o tercera vivienda: “no compren lo que les gusta a ustedes, sino lo que la gente necesita. La gente que es igual que vos no es con la que vas a hacer negocios. Hay que averiguar qué busca la gente que va a alquilar y qué puede pagar. Ver lo que la gente quiere, no lo que a uno le gusta”

¡Compartí con tus amigos!
¿Qué te pareció esta noticia?